Un juzgado absuelve al hijo de Cursach por suplantar a un testigo en las redes

El juzgado de lo Penal 6 de Palma ha absuelto a Bartolomé Cursach Hernández, hijo del empresario Bartolomé Cursach, acusado de un delito de calumnias por haber supuestamente suplantado a un testigo del macro caso en una página web. La Fiscalía y el testigo afectado le acusaban de sendos delitos de calumnias y reclamaban la imposición de penas de multa.

El juzgado considera demostrada la aparición de un comentario firmado falsamente al testigo del ‘caso Cursach’: «Como testigo que soy he de advertir que también sufrí presiones de juez y fiscal para que me inventara acusaciones». Este comentario apareció poco después de uno que sí firmó el testigo y se produjo en noviembre de 2017, en plena conmoción en el caso tras la aparición de unos mensajes del juez a la madame que le costaron la recusación al magistrado Manuel Penalva.

La policía siguió la pista del comentario hasta el edificio en el que vivía entonces el hijo de Cursach. Sin embargo, la magistrada considera que no hay prueba de cargo suficiente de que fuera él quien escribió ese comentario.

Descarta que para condenar sean suficientes las declaraciones de ese testigo: «Curiosamente es el propio testigo quien manifestó tener contacto con el juez Penalva y el fiscal Subirán y tener relación con el jefe de Blanqueo de la Policía Nacional». Sobre este último, la sentencia recuerda que está investigado en el TSJB y que tiene un expediente disciplinario abierto. También le reprocha no haber especificado a qué puerta del edificio corresponde la dirección IP desde la que se hizo el comentario.

Así, concluye que existen dudas racionales sobre la culpabilidad del acusado y, por lo tanto, le absuelve de los dos delitos de calumnias.