Un fallecido durante un asalto en un finca en Inca

Asalto y muerte en Inca. La Policía Judicial de la Guardia Civil se ha hecho cargo de la investigación de un homicidio cometido en una finca de esa localidad. Según los primeros indicios, tres presuntos ladrones cuya nacionalidad se desconoce entraron en una propiedad para sustraer marihuana, pero el propietario los descubrió y se produjo una pelea entre ellos que acabó con un intruso fallecido, otro herido y un tercero que escapó, aunque después fue arrestado.

El suceso ocurrió poco antes de las ocho de la tarde de este jueves, cuando anochecía, en unos terrenos del Camí de Can Boqueta, ubicados a las afueras de Inca. Los tres asaltantes llegaron a bordo de un coche, y entraron en la finca, pensando que no había nadie.

Un fallecido durante un asalto en un finca en Inca
La Benemérita, así como la Policía Local de Inca, se movilizaron rápidamente.

Marihuana

La Guardia Civil cree que la banda pretendía robar plantas de marihuana, pero se vieron sorprendidos por el encargado, que se enfrentó a ellos. Durante la trifulca, parece ser que le arrebató el cuchillo a uno de los asaltantes y le apuñaló varias veces en el abdomen y el tórax. Otro compañero resultó también herido y el tercero salió corriendo y se subió al coche, huyendo a continuación.

La Benemérita, así como la Policía Local de Inca, se movilizaron rápidamente para acudir al terreno de Inca y, de forma paralela, buscar al fugitivo. Cuando los médicos llegaron, el herido crítico aún vivía, pero se encontraba al borde de la muerte. Los sanitarios le intentaron reanimar durante casi una hora, pero finalmente confirmaron el fallecimiento.

El otro lesionado fue atendido de sus heridas y quedó detenido, por el intento de robo. También fue arrestado el responsable de la finca, por un delito de homicidio. La búsqueda del conductor fue intensa y media hora después, el tercer implicado fue localizado.

Los detenidos fueron trasladados a las dependencias policiales, para ser interrogados. El fallecido tenía 30 años y recibió varias puñaladas.

La Guardia Civil precintó la finca para investigar lo ocurrido.