Un centenar de ‘negacionistas’, algunos sin mascarilla, se manifiestan contra las políticas sanitarias en Palma

Un centenar de personas se concentraron este sábado en la Plaza de España de Palma para protestar por la gestión del Gobierno de la crisis sanitaria, la aplicación del estado de alarma y el uso obligatorio de la mascarilla, entre otras medidas.

La cita fue organizada por el grupo Baleares Acción, que cuenta con una docena de miembros fijos en Mallorca. Las dos conductoras del evento no portaron mascarilla durante su intervención ante el público. Alrededor de la mitad de los asistentes tampoco se cubrió la cara.

La explanada frente a la fuente del céntrico enclave recordaba a un circo en un ambiente festivo en el que se podían encontrar dos zancudos llenos de color, un cantante de reggae que amenizó la velada y una pantalla con proyecciones. A mitad de acto una mujer cantó una canción.

Sonia Terentyeva es una de las portavoces de ‘Baleares Acción’. «Hace tres meses que nos manifestamos. Somos un movimiento ciudadano sin ningún color político. Estamos viendo que no hay oposición. Todos los partidos trabajan en el mismo sentido. Cuestionamos la vacunación masiva. Hay un conflicto de intereses de las empresas con las decisiones políticas. Nos gustaría saber quién está detrás de todo esto pero la trama es muy complejo. Todo se irá descubriendo. Todo va encaminado a políticas que restringen las libertades. El confinamiento no es propio del estado de alarma, sino del estado de excepción», manifestó.

‘Baleares en Acción’ ha impugnado la ley de obligatoriedad de las mascarillas que la activista considera «contraproducente» ya que la mascarilla empeora la situación porque impide la oxigenación del organismo». También han iniciado una campaña contra el uso de mascarilla entre los menores en los centros educativos.

En un momento del acto, un organizador empezó a pasar entre los asistentes una bolsa para que quien quisiera financiara con dinero las próximas acciones del grupo.

Al finalizar la concentración, un destacamento de la Policía Nacional, que había estado vigilando la situación desde el inició, abrió actas a las personas que en ese momentos no llevaban la mascarilla puesta.