Un capitán de la Guardia Civil descubrió al falso militar de Consell tras verlo de uniforme y solo

Con el uniforme reglamentario del Ejército español y con parches con su apellido y supuesto rango de sargento. La Guardia Civil ha detenido a un falso militar que supuestamente controlaba a vecinos de Consell durante el estado de alarma.

El caso se descubrió cuando un capitán de la Benemérita lo vio de uniforme patrullando por el pueblo, pero le llamó la atención que fuera solo. Tras hablar con él dio la voz de alarma porque detectó enseguida que no era un suboficial en activo.

El hombre, según la información facilitada ayer desde la delegación del Gobierno, está acusado de realizar funciones policiales y de comprobar los motivos por los que algunos vecinos se movían por Consell. El alcalde de la localidad fue informado de la situación, después de que el supuesto sargento parara por la calle al hijo de una concejala. La Benemérita lo acusa de instar a algunos vecinos a regresar a sus casas, atribuyéndose una condición de militar en activo de la que carece.

El hombre, de 49 años, declaró en el cuartel de Inca el viernes por la mañana, con su abogado, y luego quedó en libertad con cargos. Entregó sus uniformes del Ejército y los parches militares que lucía.

Este sábado Ultima Hora contactó con el acusado, que negó que hiciera controles de tráfico o identificara a vecinos por la calle. Aludió a ciertas desavenencias con el primer edil y aseguró que en su día sí fue militar, cuando hizo «la mili».