Un año de cárcel a los maltratadores de Tierra y Raíz

El brutal maltrato infringido a unas podencas, de nombre Tierra y Raíz, ha sido sentenciado con un año de cárcel, según informa la Protectora La Bienvenida de Ciudad Real, el centro que acogió a los animales en un estado lamentable.

En su perfil de Facebook la organización protectora ha recordado un caso de maltrato animal que ya en su momento causó conmoción. «Por fin, cuatro años después de que Tierra y Raíz fueran brutalmente maltratadas hasta el punto de casi causarles la muerte y abandonadas se han sentado en el banquillo de los acusados los dos presuntos autores que han acabado admitiendo los delitos», explica la entidad.

La noticia ha sido celebrada por el entorno de esta organización proteccionista, que cuenta con miles de seguidores en las redes sociales, aunque muchos consideran que las penas han sido demasiado benevolentes.

De este modo, tras denunciar el caso y llegar a juicio se ha alcanzado un acuerdo de conformidad, y la condena ha sido por los delitos que formulaba la fiscal: un año de prisión, a razón de seis meses por cada uno de los dos delitos de maltrato animal previstos en el artículo 337 del código penal.

Además, los condenados por maltratar a Tierra y Raíz quedan inhabilitados de forma especial para ejercer una profesión u oficio relacionado con animales y para la tenencia de los mismos durante cuatro años.

La plataforma lamenta, asimismo, que estos individuos «han abandonado los juzgados no sin antes amenazar con que tengamos cuidado con nuestros animales. Ya está puesto en conocimiento de la policía y esperamos que haya quedado en una simple amenaza verbal».