Tiempo invernal y malas ideas: la montaña se satura de visitantes

El puente de diciembre es un buen momento para pasar tiempo en familia, hacer el árbol de Navidad y llenar la casa de adornos típicos de la época. En tiempos de coronavirus las opciones de ocio han quedado mermadas y muchos optan por querer disfrutar de la naturaleza al aire libre. Un fenómeno que ya se anunció los primeros fines de semana de otoño en zonas de Mallorca como la serra de Tramuntana vuelve a repetirse, estimulada en este caso por la oportunidad de ver nieve en los picos más altos, tras los últimos días de frío y precipitaciones.

Parece que los mallorquines tienen una especial tendencia de acordarse de la montaña cuando esta se encuentra engalanada por un manto blanco, pero no nos pasa solo a nosotros. Fíjense en esta imagen, que refleja la saturación de coches, en pleno puente de la Constitución, en la sierra de Madrid.

Las propias autoridades, como en este caso la Comunidad de Madrid, insisten en pedir a los ciudadanos que opten por «planes de ocio alternativos»; incluso que se se encuentran a medio camino den media vuelta y regresen a su casa. Algunas voces indican que esta situación se agrava con los cierres perimetrales que impone el gobierno de Isabel Díaz Ayuso en estos días festivos.