Sindicatos policiales de Baleares exigen a su Jefatura una respuesta «contundente» ante el conflicto en Son Banya

Indignación en el seno de la Policía Nacional tras el grave altercado en el que cuatro agentes fueron agredidos por cerca de un centenar de residentes del poblado de Son Banya. Los sindicatos policiales han mostrado su indignación por los hechos acontecidos y exigen que los culpables sean detenidos y puestos a disposición judicial.

Manuel Pavón, secretario general del Sindicato Unificado de Policía (SUP), señala que «los policías estamos indignados. Estos hechos no se pueden consentir ni en Son Banya ni en Son Vida. La policía tiene que hacer su trabajo siempre amparados bajo la legislación vigente, pero sin dejarnos pisotear por nadie. Es más, exigimos una acción contundente por parte de nuestros superiores en el poblado de Son Banya».

El sindicato policial denuncia que los policías recibieron golpes, les lanzaron objetos, incluso uno de ellos recibió un fuerte mordisco, y tuvieron que ser asistidos por un facultativo.

«Queremos ver a los culpables detenidos y ante el juez. He podido hablar con todos y cada uno de los compañeros agredidos para transmitirles nuestro apoyo. También les hemos brindado nuestro departamento jurídico», concluye.

En la misma línea se expresa David Pola, del sindicato CEP. «La violencia que ejercen algunos violentos contra la policía es debido a que son conocedores de la pobre sanción que reciben por ello. Solicitamos un cambio en este aspecto para proteger a los agentes». Por su parte, José María Manso, del Sindicato Profesional de Policía (SPP), «pedimos que los culpables sean puestos ante la justicia y que la Fiscalía solicite la máxima pena posible. Nuestra condena a las agresión».

Patriarca

Carlos Cortes ‘El Charly’, el gran patriarca de todos los gitanos de Baleares se entrevistó con el representante del SUP. «Quiero hacer un llamamiento a la paz en el poblado. Sin señalar a nadie ya he transmitido a los residentes mi petición de cambiar la actitud frente a la Policía Nacional. No se arreglan las cosas así. Entiendo que la situación allí es complicada, pero hay que erradicar los comportamientos violentos», concluye.