Se limita el acceso al árbol de Navidad del Parc de la Mar para evitar aglomeraciones

El Ayuntamiento de Palma toma medidas para evitar las aglomeraciones en Palma. Ante el aumento de contagios de COVID-19 en la ciudad y el avance del toque de queda a las 22 horas a partir de este jueves, Cort ha decidido prohibir el acceso al interior del árbol de Navidad situado en el Parc de la Mar y adelantar el horario de cierre de las instalaciones del Instituto Municipal del Deporte (IME) a las 21.30 horas.

Por otra parte, el consistorio informa que las patrullas de la Policía Local que se encuentran en los puntos más céntricos haciendo tareas de vigilancia serán itinerantes para evitar que se produzcan aglomeraciones con las del pasado puente de la Constitución.

En la zona del Parc de la Mar, donde se encuentra el principal reclamo de las luces navideñas de este año, se ha establecido un perímetro alrededor del árbol y se reforzará la señalización con las normas sanitarias que se deben seguir como el mantenimiento de la distancia de seguridad, uso obligatorio de mascarilla y lavado de manos con gel hidroalcohólico.

Cort ha explicado que las nuevas medidas tienen como objetivo reducir la incidencia de la COVID-19, a la vez que acompañan al nuevo decreto del Govern. «Se quiere evitar el riesgo de colapso del hospitales y proteger la salud de las personas», han señalado desde el consistorio, a la vez que han recordado que se deben priorizar los espacios exteriores, donde también se deben seguir las recomendaciones sanitarias.