¿Se ha camuflado el coronavirus entre la gripe? Sanidad lo aclara

A medida que hemos ido conociendo los síntomas y el comportamiento del coronavirus, son muchos los que creen o tienen dudas, a falta de prueba que los confirme, de si ya han pasado el virus al haber sufrido una sintomatología similar a principios de año. Todo ello, teniendo en cuenta además de haberse detectado un pico de gripe en el mes de enero. Preguntado por la posibilidad de que el coronavirus SARS-CoV 2 haya podido camuflarse entre casos de gripe en España, este lunes el epidemiólogo Fernando Simón, del Centro de Alertas Sanitarias, lo ha aclarado.

El doctor ha explicado que realmente que haya podido ser así «no es fácil de valorar», incluso ahora que se tienen más datos, ni que «la alteración que presenta la curva de la gripe se debe a que ya hubiera por entonces una circulación del virus en nuestro país». «La curva de la gripe en enero no refleja ningún artefacto extraño que nos pueda hacer pensar que el coronavirus se camufló demasiado, lo que no quiere decir que no pudiera pasar».

Simón ha recordado que el sistema de vigilancia de la gripe en España es un sistema muy consolidado y reconocido a nivel europeo como uno de los buenos sistema y en él no se observado nada especialmente extraño hasta finales de febrero o principios de marzo, cuando se destacó un incremento o alteración, todavía no muy llamativa de la curva, digna de observación. No obstante, ha dicho, es difícil saber si esa alteración se debe a la compatibilidad de la sintomatología de los pacientes con gripes y coronavirus.

Simón ha explicado que, aunque ya hubiera casos, no parece factible una circulación importante en enero del virus, porque los estudios reflejan que el incremento importante de casos no se produjo hasta finales de febrero o la primera semana de marzo.

Por otra parte, ha apuntado como posible causa de la alteración de la curva de la gripe que, dada también publicidad y la situación con el coronavirus, «los médicos que participan en el sistema de vigilancia de la gripe fueran más sensibles a la hora detectar e identificar posibles síntomas relacionados con la gripe. Esto no debería afectar demasiado, son médicos muy experimentados, pero no se puede descartar esa posibilidad».