«Se dan los niveles más bajos de militancia en la izquierda soberanista»

El XXXIII Seminari Blanquerna organizó este sábado una mesa redonda con cinco representantes de colectivos de organizaciones juveniles de la izquierda independentista para tejer sinergias y plantear el presente y el futuro inmediato bajo el contexto de la pandemia del COVID-19.

El encuentro, moderado por Maria de Lluc Muñoz, contó con la presencia de Margalida Janer, de Joves de Mallorca per la Llengua; Pau Picó, de Arran; Lídia Crego, de La Forja; Josep Fiol, de Mallorca Lliure, y Zahia Guidon, de Joves Decidim País Valencià.

Josep Fiol valoró que «este tiempo de pandemia nos coge con el nivel más bajo de militancia de los últimos tiempos. La COVID hace difícil la participación física y complica que nuevas personas se unan. Resulta más difícil organizar un acto en línea que un acto físico». Fiol añadió que «militar en las redes no es militar porque todo lo que hay que decir ya se ha dicho».

Pau Picó desgranó «cinco problemáticas que vive la juventud en esta crisis: el aumento del paro juvenil, la imposibilidad de emancipación del ámbito familiar, el acceso a la vivienda, la crisis climática y, por último, la ofensiva patriarcal contra las mujeres jóvenes».

Sobre el papel de las organizaciones juveniles en la esfera pública, Picó explicó que «nuestra intención como colectivo es coger todo este malestar social y movilizarlo. En otras palabras, crear acciones contundentes, emancipadoras y revolucionarias».