Satisfacción contenida entre la restauración por la eliminación de las restricciones

La relajación de las restricciones en Baleares ha provocado una satisfacción contenida entre el sector de la restauración, ya que no han sido aceptadas el 100 % de sus reivindicaciones.

El presidente de CAEB Restauración, Alfonso Robledo, ha expresado su agrado en el hecho de que se haya recuperado el 100 % del aforo en el interior los bares y restaurantes. «Esta medida es muy importante porque la llegada del frío está próxima y muchos clientes prefieren estar en interiores», ha manifestado.

También han valorado de forma muy positiva que se haya eliminado la distancia de seguridad de 1,5 metros que se tenía que mantener en las barras. Robledo ha destacado que esta decisión tiene una importancia capital, especialmente para los bares de tapas, los de los mercados, los polígonos y los showcooking. «Lo han pasado muy mal durante este tiempo», ha recordado.

Reivindicación

Sin embargo, el presidente de CAEB Restauración ha reivindicado la necesidad de que se pueda volver a fumar en las terrazas de los bares y restaurantes para «recuperar la normalidad». En este sentido, ha destacado que los clientes de la Península y del resto de Europa no entienden por qué no pueden hacerlo en Baleares, ya que es uno de los pocos territorios donde está esa prohibición.

«Valencia y Baleares son las dos únicas comunidades donde no se puede fumar en las terrazas», ha recriminado. «La gente no entiende por qué no puede fumar en la mesa con su pareja y sí a unos metros de pie», ha lamentado.

Robledo insiste en que si la prohibición está relacionada con la lucha contra el cáncer, esta práctica se debe prohibir en todos los ámbitos y no sólo en las terrazas de bares y restaurantes.

Cabe precisar que desde RBC Mallorca (la patronal integrada en PIMEM) no han querido realizar declaraciones sobre la relajación de las restricciones hasta que la nueva normativa no haya sido publicada en el BOIB.

Buenas previsiones para el mes de noviembre

El presidente de CAEB Restauración ha avanzado que pare el mes de noviembre tienen buenas previsiones en los bares y restaurantes de las Islas, aunque noviembre es el peor mes del año. «Si el clima nos acompaña puede ser un buen mes», ha manifestado. En este orden de cosas, ha argumentado que el hecho de que los hoteles de Palma permanezcan abiertos es una buena noticia para este sector.

Robledo ha recordado que el sector de la restauración ha sido uno de los más perjudicados por la pandemia de la COVID-9 y ha reiterado que los empresarios lo han pasado muy mal debido a todas las restricciones.