Sanidad da luz verde

Las pruebas diagnósticas para la detección de la COVID-19 en los clubes de las ligas profesionales se podrán efectuar «conforme a lo previsto en la orden ministerial SND/344/2020 de 13 de abril dictada por el Ministerio de Sanidad» durante la Fase 0 de la desescalada, en la que «los entrenamientos serán, en todo caso, básicos o individuales».

Se ha activado la cuenta atrás para que el Real Mallorca vuelva al trabajo, aunque todavía debe determinarse de qué manera podrán ejercitarse los jugadores durante este período inicial.

La orden señala que «las pruebas diagnósticas para la detección del COVID-19 deberán ser prescritas por un facultativo de acuerdo con las directrices, instrucciones y criterios acordados al efecto por la autoridad sanitaria competente».

La llamada ‘fase cero’, que comienza el próximo lunes excepto en algunas islas, los jugadores deberán haber padecido síntomas, haber convivido con personas que hayan enfermado por la COVID-19 o que pertenecieran al personal sanitario, socio-sanitario o haber trabajado en otros otros servicios esenciales. Por lo tanto, no se realizarán test masivos como inicialemente había programado LaLiga.

Regreso

En este primer escenario los equipos que militan en Primera y Segunda División prevén realizar las pruebas entre los días 5 y 7 de junio mientras aguardan los protocolos que está elaborando LaLiga para desarrollar los entrenamientos cumpliendo todos los requisitos que garanticen la seguridad e higiene tanto de los deportistas y técnicos como de todo el personal implicado.

Según informó el miércoles el CSD al Grupo de Tareas de Impulso al Deporte (GTID), el Ministerio de Sanidad ha validado «la práctica totalidad» del protocolo sanitario que, con las aportaciones de los agentes deportivos, se remitió al departamento de Salvador Illa la pasada semana.

Dicho protocolo «solo será público a lo largo de los próximos días, ya que necesita adaptar su contenido a las órdenes ministeriales que el Gobierno prevé aprobar estos días para el inicio de la ‘Fase 0’ de la desescalada», indicó el CSD a través de un comunicado.

Durante la reunión, la cuarta del grupo, el CSD subrayó «el compromiso que han mostrado el presidente y el Gobierno en su conjunto con el mundo del deporte, cuyo ‘reinicio’ ha sido tenido en cuenta en las fases de desescalada anunciadas tras el Consejo de Ministros del pasado martes».

Consultas

«Más allá, y en el seno de la Fase 0, tendrán una consideración especial los deportistas profesionales, federados y de alto nivel», según el comunicado, que apunta que se ha creado un mecanismo interno para atender consultas sobre el retorno a la actividad deportiva a lo largo delas próximas semanas, «dada la enorme casuística imperante en un ámbito tan relevante como el del deporte».

El GTID también ha dispuesto que se cree un grupo sobre Turismo y Deporte, cuya coordinación, con participación de otras federaciones y del propio CSD, recaerá en la patronal CEOE.

El organismo presidido por Irene Lozano subrayó que España se encuentra en medio de una crisis por la pandemia «muy dinámica» y que el avance o retroceso en la toma de medidas de alivio se producirá en función de la evolución del coronavirus.

En el Grupo de Tareas para el Impulso al Deporte (GTID) participan LaLiga, la Real Federación Española de Fútbol (RFEF) y la Asociación de Futbolistas Españoles (AFE), la Asociación de Clubs de Baloncesto (ACB); federaciones deportivas como las de Motociclismo, Ciclismo, Natación, Atletismo y otras; el Comité Olímpico Español (COE) y Paralímpico Español (CPE); las patronales CEOE y CEPYME; empresas como DORNA Sports; la Asociación del Deporte Español (ADESP); y la Asociación de Baloncestistas Profesionales (ABP).

La AFE aplaude la realización de los test

La Asociación de Futbolistas Españoles (AFE) indicó que está a la espera de que se haga público el protocolo del Consejo Superior de Deportes (CSD) para la vuelta a los entrenamientos y destacó que se vayan a realizar test avalados por Sanidad como siempre había pedido.

El sindicato también preguntó este jueves sobre qué pasaría si hay un contagiado cuando comiencen los entrenamientos colectivos, que es una preocupación manifestada desde hace tiempo por el colectivo de futbolistas. Aún no hay una hoja de ruta clara para determinar cómo afectaría que un equipo tuviera algún futbolista que diera positivo.