Restauració pide abrir «sólo las terrazas» cuando acabe el confinamiento

La Asociación de Bares, Cafeterías y Restaurantes de Mallorca, Restauració CAEB, propone que todos los establecimientos que disponen de terraza puedan iniciar su actividad tan pronto como se acabe el confinamiento, al considerar que son espacios abiertos y seguros.

Para la patronal de restauración, integrada en la Confederación de Asociaciones Empresariales de Baleares (CAEB), esta medida -explica en una nota de prensa difundida este jueves- sería exclusiva para los establecimientos con terraza propia u ocupación municipal de vía pública y contemplaría su uso como único espacio habilitado para la actividad de restauración en una primera e inmediata fase quedando bloqueados al público las salas interiores.

Para los propietarios de bares, restaurantes y cafeterías, esta medida, a pesar de que no supondría una solución efectiva para todo el sector, sí que permitiría a la gran mayoría activar cierta parte del negocio con la que restablecer parcialmente el funcionamiento de la actividad y recuperar, así, algunos puestos de trabajo, tener ingresos y, sobre todo, devolver algo de vida a las calles y plazas.

A la luz de todos los informes internacionales es evidente que las zonas de terrazas, al tratarse de espacios abiertos, se convierten así en los espacios más seguros para los clientes y trabajadores, a la altura de parques y jardines que también tienen mobiliario propio.

Desde Restauración CAEB aseguran que, paralelamente, se aplicarían varias medidas de seguridad extraordinarias de protección de los trabajadores tanto para el personal de cocina como el de sala.

La asociación insiste de nuevo en la medida de «sentido común» que ya reclamó la semana pasada exigiendo a los ayuntamientos a que sean, ahora más que nunca y en base al nuevo escenario sanitario, mucho más permisivos en la concesión de más y mayores terrazas para garantizar la seguridad de los negocios de restauración. Todo ello de cara a la propia actividad empresarial y sobre todo en vistas al servicio que necesitaran los clientes y que se verá mermado por las limitaciones de los espacios interiores.

El sector de restauración en Baleares, al igual que en Europa y los países más desarrollados del mundo, tiene ya una legislación muy completa en cuanto a la recepción, higiene, manipulación, y posterior gestión de los residuos, siendo la planta de restauración pionera en el conjunto de España como de las más vanguardistas y adelantadas del mundo. Eso no es fruto de la casualidad, afirma la asociación, «sino del trabajo de la gran cadena de valor que ello conlleva, desde la materia prima, su elaboración y posterior servicio en mesa».

Los estándares sanitarios actuales (APPCC) ya contemplan en gran medida, por no decir casi de una forma integral, que todo el circuito siga unos procesos de control del riesgo y de higiene en toda su cadena. No obstante lo anterior, y debido a la gravedad y todavía poca información de esta nueva enfermedad, en una futura fas, afirma Restauración CAEB, «debemos reforzar estas medias y ampliarlas con nuevas».

Está científicamente comprobado, y así subscrito por la organización mundial de la salud y otros cientos de informes de prestigiosas universidades y científicos, que los alimentos no transportan el virus, de hecho «lo hemos podido comprobar en la multitud de compras y veces que hemos cocinado en casa». Se trata de grandes noticias para la continuidad de «nuestra profesión, que deberá ahora readaptar algunos mecanismos que den tranquilidad y seguridad a nuestros clientes», añaden en el comunicado.