¿Qué pasará con el trabajo?

«Yo ya notaba que algo raro iba a venir». Tina Oliver lleva 40 años dedicada a la astrología y la tarología. Hace un año que vaticinaba algo. Investigó y analizó la rotación de los Planetas y, durante este tiempo, ha ido avisando a sus clientes que ahorren o que cuiden su salud. Como ella, Ana también recibía llamadas relacionadas con la incertidumbre del futuro próximo. «Mis clientes me preguntaban si a lo largo del año trabajarán. Noto que hay mucho miedo con el coronavirus. Porque esto no solo ha quebrado las empresas y todo el trabajo; ha destruido un estado».

Aunque estos tarotistas entrevistados no se conocen entre sí, la mayoría comparte la misma sensación e inquietud. Vaticinan que a finales de mayo la situación se relajará; que a partir de junio el mundo se pondrá en marcha pero que el invierno próximo será «complicado».

El amor

Aunque la economía y el futuro incierto copan la mayoría de las consultas a los tarotistas, el amor no ha pasado desapercibido desde que se decretó el estado de alarma.

La vidente Fátima Zurita asegura que, desde la primera quincena de abril, «el 95 % de las llamadas fueron relacionadas con el amor. Querían saber si su pareja tenía una relación oculta, cuernos o si encontrarán el amor. Sin embargo, solo he recibido dos consultas sobre la salud o el coronavirus». A Fátima Zurita le choca este tipo de consultas. «Me esperaba otras preguntas como el estrés o ansiedad, pero no el amor», destaca.

El amor brota en momentos de dolor porque la muerte nunca antes había estado tan presente. Es una reflexión que comparte esta vidente para contestar al porqué de este mayor interés. La obsesión con las parejas o encontrar el amor después del confinamiento también han estado presente en la agenda de Xisca Mir, taróloga, sanadora terapéutica y gerente de la tienda Brumas de Avalon. Aunque su «gran sorpresa» fue las consultas sobre la economía y «si van a salir de esta crisis».

‘Online’

Xisca Mir se ha adaptado a los nuevos tiempos. Aunque todavía hace uso del teléfono para las consultas, también trabaja de forma online. Es el caso de la mayoría de los videntes o tarotistas. Mercedes, de Despertares Arcanos, sostiene que ha notado «un ligero aumento» en las consultas vía internet. «Este confinamiento está dando pie a que las personas se replanteen sus vidas. He recibido llamadas de gente que quiere cambiar, que no son felices con su trabajo. Necesitan saber en qué punto se encuentran y por dónde tirar». Cuando Mercedes tira las cartas puede interpretar cómo está la persona a nivel interno y cuáles son sus bloqueos. De esta forma ayuda a que la persona «conecte con su inconsciente».

Otros, como el vidente Xavi, que se mantiene confinado a la espera de volver a las consultas presenciales, asegura que no ha notado un aumento de llamadas «ni tampoco he notado miedo. Creo que la gente está a la espera de lo que va a pasar».