Protesta en Palma por la libertad de Pablo Hasél ante una gran presencia policial

Unas 150 personas, la mayoría jóvenes, se manifestaron este sábado en Palma convocadas por la organización juvenil independentista Arran para pedir la libertad de Pablo Hasél.

La concentración, que no fue comunicada a la delegación del Gobierno, arrancó poco después de las 19,30 horas en Pere Garau y terminó una hora después en la plaza de España. Hubo tensión pero no se registraron incidentes importantes.

Un gran contingente de la Policía Nacional vigiló muy de cerca todos los movimientos de los asistentes. No hubo ninguna carga. Los manifestantes dieron consignas de «libertad de expresión» y «absolución» para el rapero encarcelado, además de proclamar que «la solidaridad es nuestra mejor arma».

Los principales momentos de tensión se registraron cuando un hombre con una bandera de España se acercó a los manifestantes con actitud provocativa. La policía intervino y consiguió retener al individuo para evitar posibles enfrentamientos.

Antes, agentes de la Policía Nacional identificaron a varios asistentes. Una pareja formada por un chico y una chica de unos 20 años fue identificada. Los agentes les comunicaron que si no se iban de la zona se enfrentarían a una sanción económica.

A las 20,10 horas la concentración mutó en marcha y recorrió callejuelas hasta llegar a un lateral del Corte Inglés de Avenidas. Allí, la manifestación se encontró con un dispositivo de la policía. Uno de los dirigentes de la marcha negoció con la policía acabar el recorrido en la plaza de España a cambio de que no hubiera identificados.

Los jóvenes prosiguieron y acabaron en el lugar acordado sin incidentes. Una unidad de los Bombers de Palma hizo acto de presencia por si era necesario sofocar fuegos.