¿Por qué reducir la velocidad en la vía de cintura podría evitar muertes?

A dos meses de que entre en vigor la nueva velocidad máxima de circulación en la vía de cintura de Palma, una medida no exenta de polémica, algunos colectivos explican por qué conducir a menos velocidad contribuye a salvar vidas de ciudadanos que viven próximos a estas zonas. Vianants en lluita y PalmaVerde Colectivo han explicado este martes, en un comunicado, que «hay estudios que demuestran que vivir cerca de una vía con mucho tráfico acorta la esperanza de vida».

En defensa de la decisión tomada por el Consell de Mallorca, los colectivos concluyen que «una persona que vive en un barrio próximo a la vía de cintura, vivirá menos tiempo que una con similares hábitos de vida pero alejada de la autopista» En un mensaje directo a quienes se oponen a la reducción de la velocidad, informan de «la relación que existe entre enfermedades como el Parkinson, Alzheimer o las cardiovasculares y la emisión de micropartículas provenientes del polvo de los neumáticos y de los gases de los combustibles».

En este sentido, sostienen que «la reducción de la velocidad del tráfico reduciría la producción de toneladas de estas micropartículas, lo que supondría que millones de micropartículas no entrarán en el riego sanguíneo de miles de palmesanos». Así, recuerdan que otros países como Holanda ya han tomado estas medidas.

Qué más podría hacer el Consell

Los colectivos han señalado otras cuestiones que también podría hacer el Consell frente a la vía de cintura. «Para que los vecinos y vecinas de Palma puedan verdaderamente disfrutar de una ciudad más saludable, esta medida debería acompañarse de otras. Urge una conexión de los vecinos que han quedado divididos y apartados de la ciudad por culpa de la vía de cintura. Llegar al casco urbano de Palma desde estos barrios a pie o en bicicleta a día de hoy es insalubre y prácticamente imposible porque las calles están hechas para los vehículos a motor. Con ello queremos decir que está muy bien que el Consell de Mallorca se preocupe por nuestra salud, pero, si este es su objetivo, debe ir más allá».

Además, solicitan que «se deje de construir nuevos carriles y que dedique más inversión enfocada a que las personas podamos utilizar otros medios más saludables para movernos, como está ocurriendo en el resto de Europa, que están apostando por la salud de las personas». Finalmente, apelan a los vecinos a que «pongan en el centro su salud y la de sus hijos. No solo se tiene que mejorar la calidad del aire, sino también facilitar a la gente poder ir a pie por su propia ciudad».