Plaza imprime su sello

Luis García Plaza está llevando a cabo una triple misión en sus primeros días al frente del Mallorca. Analizar la actual plantilla, colaborar con Ortells en planificar el grupo final y trabajar dentro de los límites que permite el protocolo de la Liga. No es una pretemporada fácil ni para los futbolistas y ni mucho menos para los entrenaores.

En el caso de LGP el técnico debe ponerse al día de las prestaciones que ofrece un plantel descompensado y que precisa de un reset para formar una fisonomía acorde con la exigencia del objetivo marcado. Sin embargo, el técnico madrileño poco a poco y sin hacer excesivo ruido está dejando su sello en estas primeras horas como entrenador mallorquinistas. Ya en la rueda de prensa que sirvió para presentarle como técnico del equipo balear, el entrenador dejó claras las líneas maestras de su libro de estilo y ahora, en estos primeros días, el técnico se mostró exigente desde el minuto uno, sobre todo en el plano físico. Plaza quiere dominar los partidos con balón y eso requiere de un equipo seguro en lo futbolístico, pero también capaz de mostrar un alto nivel físico y por ahí ha empezado a trabajar el técnico madrileño. Junto a los ayudantes que le han acompañado estos últimos años, Plaza ha dado también responsabilidad a los técnicos y ayudantes de Son Bibiloni en un claro síntoma de intentar integrar a todos desde el minuto uno.

Vicente Moreno ya es historia y el futuro lo está dibujando ahora en el césped de la Ciudad Deportiva el nuevo preparador. No siempre le ha ido bien en España, sobre todo en el Villarreal donde apenas le dejaron estar 6 partidos. «Allí me faltó tiempo», explicó. No hubo paciencia, pero afortunadamente en el historial de Plaza lo de Castellón fue una excepción. Luis García plasmó su idea en una charla mantenida no hace mucho junto a otros grandes entrenadores. «En China, mi equipo el año pasado era dominante y este año no lo es y jugamos más replegados. Todo vale, nuestro estilo y cultura nos identifica más con tener la pelota y jugar en campo contrario, pero disfruto tanto con un gol de 40 pases que con uno de contragolpe», admitió.

Aquí en la Isla se prepara para tener un equipo que se se identifique más con la primera que no con la segunda idea. Pero para esto falta mucho, sobre todo saber con qué equipo contará para afrontar la Liga. Algo que por ahora es una incógnita.