Palma se llena de magia y luz

El mal tiempo no ha evitado que Palma inaugure su Navidad. A pesar de ser un año atípico, marcado por las restricciones de la pandemia del coronavirus, los niños y niñas de ciudad han podido celebrar el inicio de las fiestas el encendido de luces con varias actividades y espectáculos centrados en la luz.

Bajo el nombre de Palma, una abraçada de llum, este domingo se han celebrado tres circuitos, uno en Sa Murada, el parque de las Estaciones y el parque de Sa Riera. A través de estas propuestas los visitantes han podido participar, transitar y atravesar túneles y puertas que les harán vivir nuevas experiencias sensoriales.

A cada uno de los lugares se han llevado a cabo tres espectáculos diferentes, con varios pases de 18 a 22 horas. El aforo ha sido limitado y era necesario inscribirse antes debido a las medidas de seguridad de la COVID.

El objetivo de esta propuesta era encender la ciudad con espectáculos lumínicos que den salida a los luces de Navidad en un año en que las restricciones sanitarias nos han obligado a huir de las aglomeraciones y explorar nuevas propuestas.