Objetivo: acabar con malas prácticas en los mercados y hacerlos más rentables

La Associació d’Empresaris dels Mercats de Palma se presentó ayer en sociedad y anunció que nace con el objetivo de «mejorar la imagen de los mercados municipales, «acabar con las malas e irregulares prácticas de los consejos de administración de los mismos» y lograr que estos espacios vuelvan a ser deseados y rentables para los empresarios.

«Queremos desburocratizar las actuales estructuras de mando de los mercados, que son antidemocráticas, no aportan nada y solo son meros servidores de intereses concretos», denunció ayer Antoni Torrens, presidente de la nueva asociación.

Aseguró que «la falta de diálogo empresarial» que existe actualmente en los principales mercados de Palma ha obligado a estos empresarios a unirse y luchar «por la transparencia» y «por la igualdad entre miembros de dichos mercados».

El presidente de la asociación lamentó que «durante años se han permitido una serie de prácticas irregulares que no queremos seguir tolerando. Los consejos de administración toman decisiones poco democráticas. Son organismos caducos que funcionan con una mentalidad impropia de este siglo y eso lo queremos cambiar».

Además, la intención de esta nueva asociación es la de «recuperar los mercados como oferta comercial al servicio de la ciudad, apostando por el producto local y de proximidad».

La entidad defiende que los mercados municipales deben modernizarse. «Cualquier negocio si no se adapta a los nuevos tiempos está en peligro. Debe existir un equilibrio entre la oferta complementaria y la tradicional. Siempre que la oferta complementaria sume se debe estudiar, pero no aporta nada, por ejemplo, la repetición de puestos», argumentó Torrens. «Debemos trabajar con un concepto de este siglo y sobre todo atender a las demandas de nuestros clientes», insistió.

Según la nueva junta directiva actualmente existen «numerosos espacios vacíos» en los mercados que no se llenan por la falta de interés de nuevos comerciantes a trasladar su negocio a los mercados. Torrens lamentó que «los empresarios no ven viable, ni rentable instalarse en los mercados». La falta de imagen, de capacidad o la escasez de flexibilidad horaria» son algunas de estas razones que desde la asociación quieren cambiar.