Negueruela se reúne con TUI para vender Baleares como destino seguro

El conseller de Modelo Económico, Turismo y Trabajo, Iago Negueruela, se reunirá este martes con los dos máximos directivos del touroperador TUI para «fijar objetivos comunes» y «recuperar los flujos turísticos entre Alemania y Baleares».

Así lo ha anunciado el conseller durante su comparecencia ante el pleno del Parlament para informar de la gestión de la crisis del coronavirus (COVID-19) desde su área de competencia. Recientemente, en una entrevista en una cadena alemana, el comisionado de Turismo del Gobierno alemán, Thomas Bareiss, declaró que es «poco probable» que los germanos puedan viajar a España próximamente.

En el pleno de este martes, Negueruela ha subrayado que la decisión sobre los desplazamientos recaerá sobre cada Estado europeo, y en este sentido ha mencionado que los directivos de TUI con los que se reunirá junto a la directora general de Turismo, Rosana Morillo, están «en permanente contacto» con el Gobierno de Alemania.

Así, el conseller ha explicado que desde el Govern quieren «prospeccionar el mercado alemán», con un importante peso en el turismo en la Comunidad, para lo que ven necesario conversar con los touroperadores. También tienen reuniones previstas con otros agentes del sector como Jet Tours.

Negueruela ha declarado que la reactivación del turismo se debe trabajar dentro de un «marco de seguridad» y ha defendido que Baleares presenta un «escenario mejor que otras partes del territorio» español.

El conseller también ha avanzado que trabajarán con el Instituto para la Calidad Turística Española (ICTE) y que exigirán un «gran acuerdo de protección» para el turismo. También ha destacado que «el propio sector dice que se siente defendido por el Govern» y ha reivindicado una «respuesta europea» a la crisis.

A lo largo de su intervención Negueruela ha incidido varias veces en la llamada a la unidad política para la reconstrucción económica de las Islas. «No sólo se juzgará al Govern, sino al conjunto de la clase política», ha avisado a los parlamentarios.

En sintonía con esto, el conseller ha remarcado «la importancia del escudo social que se está pactando», ante «cifras muy duras, nunca vistas» en la Comunidad Autónoma.

Además, ha repasado las actuaciones emprendidas hasta el momento, especialmente el acuerdo con los sindicatos y patronales -defendiendo la «moderación salarial» en tiempos de decrecimiento económico-, el plan de retorno de los 25.000 turistas que permanecían en Baleares cuando se decretó el estado de alarma, las ayudas de ISBA para dar liquidedz a empresas y la tramitación de ERTE, con 19.000 expedientes registrados.

Plan de desescalada
Durante las intervenciones de los grupos, la oposición ha reclamado al conseller que diera detalles sobre el plan de desescalada en Baleares. El conseller ha respondido argumentando que este plan no depende exclusivamente de su Conselleria, sino de todo el Govern, «pilotado» por Salud.

El diputado del PP Antoni Costa ha pedido a Negueruela que concretase, o al menos aproximase, «cuándo podrán empezar a abrir» los establecimientos «y bajo qué protocolos». El representante ‘popular’ ha defendido la realización de tests masivos y aislamiento selectivo para «demostrar al mundo que Baleares es una región totalmente segura», y ha denunciado el colapso «por burocracia» de los sistemas de ayudas.

Desde Cs, han coincidido en la necesidad de que Baleares sea «un destino seguro». En materia de empleo, ha defendido subvencionar las cuotas a los autónomos que se han quedado sin ingresos como consecuencia de la crisis y ha planteado una tarifa plana de 60 euros mensuales para reabrir el negocio cuando se reanude la actividad, entre otras propuestas.

Por parte de Vox, el portavoz, Jorge Campos, ha reclamado «tests masivos» y controles en puertos y aeropuertos para «crear corredores sanitarios seguros» que permitan reactivar el turismo. El diputado ha denunciado la «tardanza» y la «negligencia» con la que, a su juicio, el Govern ha gestionado la crisis.

Por su parte, desde el PI han protestado por la falta de «un Régimen Especial de Baleares de verdad» y ha preguntado al conseller si «piensa suspender» tasas como el impuesto turístico o el canon de agua para los hoteles sin actividad. Asimismo, ha criticado las restricciones de la conocida como ‘Ley Montoro’ para el uso del superávit de los ayuntamientos, recordando al Govern que ya van «años de gobierno socialista» en España.

Cambio de modelo
En cuanto a los grupos del ‘Pacte’, Unidas Podemos ha abogado por apostar por el turismo «pero también por otros sectores económicos». «Ser pro-turismo supone planificar la desescalada en las Islas con criterios de seguridad basados en la evidencia científica y sanitaria», ha apostillado.

Similarmente, desde MÉS per Mallorca el diputado Joan Mas ha reivindicado «cambiar el paradigma» y «dar la mano al tejido del autónomo, la microempresa y las pymes», apostando por el «mercado local». La diputada del MÉS per Menorca Patricia Font (Grupo Mixto), por su lado, ha llamado a «no seguir perpetuando un modelo basado en el monocultivo turístico» para proteger a todo el sistema.

Finalmente, la diputada del PSIB Pilar Sansó ha defendido que «las cifras demuestran» la buena gestión en Baleares y ha asegurado que «los ciudadanos han tenido suerte de que las Islas tuvieran un gobierno de izquierda cinco años antes de la llegada de la crisis», porque volvió «a crear músculo en la sanidad pública».