Navidad en Baleares: Se amplían a 10 personas las reuniones familiares y se retrasa el toque de queda hasta la 1.30

Baleares relajará las restricciones por la pandemia del coronavirus durante los días de Navidad. El Govern ha confirmado este miércoles que los días 24, 25 y 31 de diciembre, así como día 1 de enero de 2021, se permitirán las reuniones familiares de hasta 10 personas y se retrasa el toque de queda hasta las 01.30 horas de la madrugada.

Así lo ha confirmado este miércoles la consellera de Salud y Consumo, Patricia Gómez, en rueda de prensa tras participar en el Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud en las que el ministro de Sanidad, Salvador Illa, ha anunciado las recomendaciones sanitarias para la Navidad 2020 en España.

La consellera ha señalado que el toque de queda a las 01.30 horas sólo se contempla para regresar al domicilio y «nunca para desplazarse a fiestas o encuentros sociales».

El resto de días las fiestas se aplicarán las normas vigentes, marcadas por el semáforo COVID que presentó el Govern la semana pasada. Actualmente Mallorca está en fase 3, y serán revisadas el próximo 15 de diciembre. Por tanto, a excepción de los días señalados, las reuniones seguirán siendo de seis personas y el toque de queda será de 00 horas a 6 horas. En la hostelería las mesas seguirán siendo de 6 personas por mesa, no se podrá usar la barra y se cerrará a las doce de la noche.

Baleares, junto con Canarias, está exenta de la otra medida consensuada, que es el cierre perimetral de las regiones del 23 de diciembre al 6 de enero salvo para los desplazamientos justificados por salud y trabajo y para las visitas a familiares.

Fuentes del Govern han justificado esta exención en que no es necesario cerrar el archipiélago a viajeros nacionales sin causa autorizada cuando ya está vedada la salida de las comunidades peninsulares. Por otra parte, la consellera ha asegurado que no descartan el ofrecer PCR gratuitas a aquellos residentes que regresen a las Islas durante las fiestas.

Gómez ha afirmado que las medidas anunciadas por Illa en el Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud son «de obligado cumplimiento para todas las comunidades». No obstante, ha indicado que «casi todos» los gobiernos autonómicos han estado de acuerdo en suscribir las nuevas restricciones.

Además, ha asegurado que la situación en las Islas «sigue siendo de riesgo». «En Baleares estamos bajando la incidencia, pero es cierto que sigue alrededor de 200 casos por 100.000 habitantes», ha dicho Gómez, quien ha subrayado: «Aún queda mucho por hacer».

Asimismo, la consellera de Salud se ha referido al próximo Puente de la Constitución (puedes consultar aquí las restricciones para el punte) como «una prueba» ante el posible retorno de residentes a las Islas desde otras comunidades. «Se deben extremar las medidas», ha pedido.