Nadal proyecta un campus de competición en Manacor

Con el tenis profesional paralizado como mínimo hasta el 13 de julio por la pandemia del coronavirus, Rafael Nadal ha lanzado una idea para convertir su academia de Manacor en la base de un campus de competición destinado a que jugadores de la ATP y la WTA puedan concentrarse en un entorno seguro para entrenar e incluso jugar entre ellos partidos que serían televisado. Los responsables de la Rafa Nadal Academy ya han presentado el proyecto a las entidades que rigen el deporte de la raqueta siempre supeditado a que se dén las circunstancias adecuadas en el ámbito de la salud y organizativo.

«Ahora mismo el tenis es lo de menos y lo más importante es la salud de todos, pero si en los próximos meses la academia puede servir para ayudar a otros jugadores profesionales, estoy encantado de que puedan venir para entrenar y también para competir. Aunque no tuviésemos torneos inminentes, creo que competir entre nosotros nos ayudará a mantener el nivel para cuando se reanude el circuito», afirmó a través de un comunicado Rafael Nadal.

Carlos Costa, Head of Business Development de la Rafa Nadal Academy by Movistar, resalta la buena acogida que ha tenido la idea en el presidente de la ATP, Andrea Gaudenzi. «A la ATP le ha gustado mucho la idea y están estudiando y valorando fórmulas para llevarlo a cabo en los próximos meses una vez que se den las circunstancias idóneas, la situación global lo permita y ATP conozca de manera clara los planes de su calendario», comenta.

El complejo y el equipo de trabajo de la academia de Nadal, que cuenta con 19 pistas rápidas, siete pistas de tierra batida y una pista indoor, acredita una notable solvencia organizativa atendiendo a los múltiples eventos deportivos y concentraciones que ha desarrollado desde su apertura.

El objetivo es que la academia sea una posible sede de concentraciones en las que se pueda entrenar en un entorno idóneo para los profesionales, cuyo trabajo se está viendo condicionado por la propagación de la COVID-19. «Tenemos la capacidad de acoger a un importante número de jugadores y técnicos con el fin de que puedan entrenar y competir sin salir de la academia. Tenemos un centro de fitness, piscina y un spa que les permitiría llevar a cabo una buena pretemporada. La amplitud de las instalaciones haría además que, si fuera necesario, se pudiera organizar todo respetando todos los protocolos sanitarios y de distanciamiento social», apunta Costa.