Mercapalma gestionará el Mercat del Camp Redó para agilizar su apertura

Cort trabaja para que Mercapalma pueda hacerse cargo de la gestión del Mercat del Camp Redó, cerrado desde finales de julio de 2019, meses antes incluso de que a finales de año pasado acabase la concesión de 50 años.

La idea es poner en marcha un sistema de gestión de mercados más ágil, que ya funciona en otras comunidades del Estado en las que las plazas municipales están a cargo de las empresas equivalentes a Mercapalma. En estos casos «la gestión funciona muy bien», asegura el concejal de Promoció Econòmica i Ocupació, Rodrigo Romero. Como se recordará, Mercapalma está integrada por el Consistorio y la empresa pública estatal Mercasa con la que se han iniciado las conversaciones en este sentido.

De esta forma, de no habernos encontrado en la situación actual, se podría haber garantizado la apertura del Mercat del Camp Redó en el plazo aproximado de un año, si bien el estado de alarma por la pandemia mundial del coronavirus da al traste con cualquier previsión y, por tanto, es pronto para concretar cuándo podría estar lista a la apertura del mercado.

El primer paso será volver a convocar un concurso para la adjudicación de los puestos, pues el primero que se convocó el año pasado quedó desierto por las exigentes condiciones que se requerían a los aspirantes.

Según se avanza desde el Consistorio, las nuevas condiciones contemplarían que Mercapalma se haga cargo de las obras de adecuación y de mejora del espacio y los futuros placeros deberían abonar estas obras prorrateadas dentro del alquiler de los locales durante los años que dure se la concesión.

El del Camp Redó será el primer mercado que estrenará este nuevo modelo de gestión, pero quizá no sea el único. La opción de que Mercapalma asuma la gestión de otras plazas municipales no está cerrada, pero en el caso de los más grandes, Olivar, Pere Garau y Santa Catalina, aún quedan bastantes años para que finalicen las concesiones actuales.

En el caso del Mercat de Llevant, la concesión acaba el próximo año, pero desde el Ajuntament se confirma que los actuales adjudicatarios tienen interés en seguir con la explotación, por lo que de momento no se plantea la opción de Mercapalma.