Menorca dará nombre a un barrio de la futura capital de Egipto

En mitad del desierto y a cincuenta kilómetros de El Cairo se ha empezado a levantar la que será nueva capital administrativa de Egipto, un proyecto de gran envergadura en el que la isla de Menorca dará nombre a uno de los distritos. Este fin de semana ha concluido la feria inmobiliaria Cityscape Egypt donde se han presentado algunos de los proyectos más importantes que las promotoras de aquel país tienen en marcha.

Una de ellas, Mardev Developments, ha informado de que se ha iniciado la construcción del proyecto «Menorca» en la nueva capital, con una inversión de alrededor de 1.500 millones de libras egipcias (unos 80 millones de euros). Se ubica en la denominada zona R8 y destacará, según afirman, por su estilo arquitectónico moderno.

Un arco futurista con el nombre de la Isla escrito en caracteres occidentales (ver imagen a la derecha) dará entrada a esta parte de la ciudad. Se prevé que el barrio ocupe una superficie de 16 hectáreas y se ubicará frente a dos hoteles internacionales. Las viviendas que se construyan estarán a diez minutos del distrito gubernamental, que será el más importante de la nueva urbe.

Además de la construcción de varios edificios residenciales, el distrito «Menorca» contará con una amplia dotación de edificios públicos, centros comerciales y hasta una mezquita.

La futura capital de Egipto se construye, literalmente, sobre la arena del desierto, un espacio natural que hasta ahora había estado protegido. Se prevé que sea una realidad en doce meses y en las imágenes ya se aprecia cómo se trabaja en la apertura de calles y cimientos.

La feria inmobiliaria se ha llevado a cabo durante tres días en el Centro Internacional de Exposiciones de Egipto con la participación de 65 empresas. Todas coinciden en que el mercado del ladrillo está recuperando impulso en el país africano a pesar de la crisis de la COVID-19