Mallorca vive su primera jornada de toque de queda con resignación y sin sanciones

Primera noche del toque de queda en Mallorca. Tras el decreto de estado de alarma impuesto por el Gobierno, la Isla ha vivido este domingo por la noche su primer confinamiento nocturno: desde las 23.00 hasta las 06.00 horas.

Ultima Hora ha recorrido Palma junto a una patrulla del equipo GOR (Grupo Operativo de Respuesta) y la estampa ha sido la de calles vacías, sin transeúntes, con comercios, bares y restaurantes totalmente cerrados y un gran silencio que reinaba en la ciudad, sólo alterado por la presencia de algunos coches.

La resignación reinaba entre los propietarios de estos negocios. “No nos hemos recuperado y ya nos dan otro mazazo”, comentaba uno de ellos.

Durante lo tres primeros días de toque de queda, los agentes de la Policía Nacional informarán de esta restricción y no sancionarán siempre y cuando no sean reincidentes. Las sanciones por no cumplir el toque de queda van desde los 601 hasta los 30.000 euros, dependiendo de la reiteración del incumplimiento. En caso extremo, podría llevarse a cabo la detención por desobediencia.

Este toque de queda ha entrado en vigor este domingo a las 23.00 horas. La presidenta del Govern, Francina Armengol, lo ha anunciado en rueda de prensa tras decretarse el estado de alarma. Pese a que las Comunidades Autonómas pueden ajustar la franja horaria, el Govern ha decidido establecer la que ha marcado el Gobierno central, aunque no ha descartado que pueda variarse próximamente.