Los policías denuncian que los nuevos coches patrulla no llevan emisoras

A perro flaco todo son pulgas. La Policía Local de Palma denuncia que los nuevos coches patrulla adquiridos por el Ayuntamiento de Palma no disponen de emisoras. Los agentes se ven obligados a utilizar sus equipos individuales de comunicación mientras están condudiendo. «Así no se puede trabajar. Las emisoras personales no están diseñadas para ser utilizadas mientras conduces. La mayoría de veces no escuchamos correctamente los servicios que nos solicita la base del 092 y la recepción es defectuosa», relata uno de los agentes consultados. Los 20 vehículos presentados por lotes por el alcalde, José Hila, y la teniente de alcalde de Seguridad Ciudadana, Joana Maria Adrover, suman un valor global de 707.366,06 euros. Todos los coches patrullas cuentan con rotulados, sirenas y equipos de emergencias, entre otros recursos, y están destinados a prestar servicio en diversos departamentos de la Policía Local, en su mayor parte en la Policía Comunitaria.

Por su parte, los otros 10 coches, que fueron entregados a principios del pasado septiembre, disponen también de equipación para trasladar detenidos. En concreto, incluyen mamparas de protección especial y asientos para los arrestados, entre otros complementos.

«Cada semana presentaban un par de coches y se hacían la foto, pero resulta que seguimos sin vehículos policiales y todos los nuevos sin emisora», concluyen los policías consultados.

Al margen de esta situación, los integrantes de la plantilla policial también muestran su enfado con el Gobierno municipal al no cobrar las horas extras en el tiempo pactado.