Los molinos de es Jonquet no podrán acoger discotecas y se limitan los bares

El Plan Especial de Protección (PEP) de es Jonquet limitará el número de establecimientos de ocio a tres cada 100 metros y prohibirá el uso de discoteca en los molinos, que tan solo podrán acoger viviendas o un pequeño restaurante o bar.

La regidora de Model de Ciutat, Neus Truyol, explicó este martes que la semana pasada la Comissió Balear de Medi Ambient emitió un informe favorable a este plan y ahora tan solo falta el informe de la Direcció General de Recursos Hídrics para que el pleno de Cort pueda aprobarlo de forma definitiva. La edil recordó que se han debido realizar diversos estudios de los riesgos de inundabilidad por los dos torrentes que pasan por la zona (el de Sant Magí y el de sa Riera) «y se trabaja para que este último informe a favor pueda llegar en las próximas semanas o meses», esperó.

El PEP incluye medidas para regular y limitar los usos o actividades que se pueden desarrollar en este barrio «para equilibrar el descanso de los vecinos y la convivencia con la actividad económica, especialmente de ocio y restauración».

Así, por ejemplo, solo podrá haber tres establecimientos de restauración por cada 100 metros, «de esta forma se evitará la concentración de bares y restaurantes y se disminuirá la problemática que hay a veces entre vecinos y empresarios». Esta limitación se refiere a futuros negocios.

El plan protege los molinos de titularidad privada, en los que se permitirán solo los usos acordes con esta catalogación, como viviendas o pequeños restaurantes o bares. Por tanto la actividad de discoteca que actualmente hay en dos de esos molinos (Luna y Sabotage) no podrá continuar. Deberán reconvertirse y cualquier uso deberá ser aprobado por la Comissió de Centre Històric, advirtió Truyol. Otro aspecto importante del PEP es que se protegen las visuales.

También se reduce la posibilidad de nuevas construcciones en primera línea y permitirá que haya dos grandes espacios libres, uno junto al Teatre Mar i Terra (con un máximo de 61 viviendas) y otro junto al solar de Rentadors (máximo 16 viviendas).

Se elimina, por último, la posibilidad de poder instalar una gran superficie comercial de 2.160 metros cuadrados en primera línea y se reduce a un tercio el aparcamiento soterrado que está propuesto, que inicialmente tenía 368 plazas y que con el PEP solo contará con 122.