Los mapaches ponen en peligro la biodiversidad de la Serra de Tramuntana

La Conselleria de Medio Ambiente lleva años intentando erradicar la presencia de mapaches en Mallorca. Una especie invasora que tiene graves consecuencias en la fauna autóctona y puede transmitir enfermedades a los humanos.

El Consorci de Recuperació de la Fauna de les Illes Balears (Cofib) ha capturado 240 mapaches en la jaulas que tienen colocadas en distintos lugares de la Serra de Tramuntana. Sobre todo se concentran en las localidades de Banyalbufar, Estellencs, Puigpungent, Valldemossa, Sóller y Esporles.

El Cofib trabaja desde hace nueve años en el control de esta especie invasora, que ha generado graves consecuencias en la biodiversidad y fauna local. Por este motivo, desde la institución piden la colaboración ciudadana para que no liberen a los animales y manipulen las jaulas.

Sobre su llegada a la Isla hay dos hipótesis: la primera explica que varios ejemplares se escaparon de un núcleo zoológico de la Serra y la segunda se refiere a ejemplares escapados de particulares que los tenían como animales de compañía.