Los mallorquines anulan todos los viajes a Europa por temor a la crisis de la COVID-19

The Agrupación de Agencias de Viajes Balears (Aviba) afirma que la actividad comercial es nula en estos momentos en todas las Islas, lo que ha provocado una caída en picado de las ventas y una anulación masiva de viajes al extranjero, principalmente a Europa, por el impacto negativo de la pandemia de la COVID-19.

«Estamos en estos momentos a menos de un 10 % de lo que facturábamos otros años por estas fechas. Toda la programación de ejercicios precedentes se ha ido al garete por el coronavirus. No se vende ningún crucero fluvial, viajes en las ciudades clásicas europeas (Berlín, Londres, Roma o Viena), rutas en tren por el sur de Francia o Centro Europa y, por supuesto, cruceros. La facturación de 2019 no se podrá recuperar hasta el 2022», dice el presidente de Aviba, Francesc Mulet.

Afirma que la caída de facturación coloca a las empresas de este sector en una encrucijada muy complicada: «Hay miedo a viajar y lo único que se vende en son viajes a Formentera, Menorca, billetes a la Península. Y al extranjero las reservas que se realizan son por motivos profesionales o personales. No hay más».

Mulet indica que lo que sí reciben son muchas llamadas de consultas para ver cómo se encuentra la situación turística: «La información en esta coyuntura es clave y solo esperamos que la normalidad, dentro de la nueva normalidad, se imponga de una vez para reactivar la economía y que los ciudadanos puedan viajar tranquilos. Insisto, hay miedo a viajar y también se nota que hay menos poder adquisitivo». Al reducirse la actividad comercial, las agencias han tenido que adecuar sus estructuras empresariales a la nueva dinámica. Esto ha hecho que el 90 % de las agencias operen con horario reducido y que solo estén abiertas al público por la mañana.

El 90 % de las agencias operan con horario reducido, solo por la mañana.

Touroperadores

Las agencias de viajes receptoras han visto cómo su programación ha quedado anulada de raíz, más aún con la desaparición del turismo británico al implantar el Gobierno de Boris Johnson una cuarentena de catorce días a todos los viajeros que vendan procedentes de España.

The touroperadores TUI UK, Jet2 y EasyJet Holidays, ante esta situación, han comenzado a desviar a Grecia grupos de turistas británicos que tenían reservada sus vacaciones en Mallorca.

La nueva normativa de viajes combinados aprobada por Bruselas por la pandemia del coronavirus, exime a los clientes que han contratado sus vacaciones mediante un touroperador a no tener que pagar nada en caso de anulación por motivos víricos. Esta circunstancia es la que provoca que los grupos turísticos ofrezcan todo tipo de alternativas a los clientes. «Si no se puede venir a España en condiciones, lo lógico es que quieran ir a destinos vacacionales que no estén incluidos en la lista negra del Foreign Office. La actividad empresarial tiene que continuar con o sin coronavirus», puntualizan desde la patronal de las agencias de viajes y touroperadores del Reino Unido ABTA.

Estos desvíos a Grecia se sumarán a otros destinos vacacionales del Mediterráneo, en detrimento de las zonas turísticas españolas. Mallorca es una de las más afectadas, al igual que Menorca y Eivissa. Las perspectivas positivas que había para julio, agosto y septiembre «han desaparecido por la implantación de la cuarentena del Gobierno británico, lo cual es un absurdo cuando los niveles epidemiológicos existentes en Balears son más bajos de los que hay en el Reino Unido. Apoyamos las declaraciones de empresarios como Gabriel Escarrer, al afirmar que la medida se ha tomado por motivos políticos y no sanitarios», señalan de las Agrupación de Cadenas Hoteleras de Balears (ACH).