Los dos ocupantes del vehículo despeñado en Bahía Azul: «Nos hemos despistado»

«Nos hemos despistado». Los dos ocupantes del vehículo que se ha precipitado por un acantilado de Bahía Azul la tarde de este sábado, y que milagrosamente han sobrevivido, han comentado a los equipos de rescate que se habían despistado en la zona del mirador y han perdido el control de la furgoneta, una Citroën Berlingo, que ha comenzado a caer por las rocas y ha quedado destrozado junto al mar.

Tal y como ha adelantado en primicia Ultima Hora, los dos heridos han sido rescatados y trasladados al centro hospitalario. La Policía Judicial de la Guardia Civil investiga ahora las circunstancias de la caída.

Hasta ese tramo de Llucmajor se desplazaron la Guardia Civil, la Policía Local, los Bomberos, ambulancias y un helicóptero de Salvamento Marítimo, que fue quien finalmente rescató a los dos jóvenes, de 19 y 25 años. «El vehículo ha quedado totalmente destrozado, porque ha ido rebotando entre las rocas, y pensábamos que nos encontraríamos con una tragedia, pero milagrosamente los ocupantes estaban vivos», contó uno de los responsables del dispositivo de emergencia.

Según ha informado el Servicio de Atención Médico Urgente (SAMU 061) a las 16.20 horas un vehículo se ha precipitado unos 50 metros, tras haber atravesado el quita miedos del mirador.

Los dos jóvenes despeñados en un coche en los acantilados de Bahía Azul: «Nos hemos despistado»
El momento del rescate.

El alcalde de Llucmajor, Eric Jareño, acudió a Bahía Azul para interesarse por el accidente y permaneció en el mirador hasta que concluyó el rescate.

Los dos heridos fueron izados por la grúa del helicóptero, que los evacuó hasta el hospital de Son Espases.