Los centros educativos ya tienen sus planes de contingencia para iniciar el curso

Los centros educativos de Baleares ya están preparados para iniciar el nuevo curso con «la máxima seguridad» frente a la COVID-19 pese al escenario de incertidumbre de la pandemia de cara al mes de septiembre. El conseller d’Educació, Martí March, ha comparecido este miércoles para ofrecer los datos de escolarización en las Islas para el curso 2020/2021 y ha avanzado que los planes de contingencia están preparados ante «todos los escenarios posibles».

March ha reconocido que «problemas habrá», pero «los equipos están preparados» para afrontar el inicio de curso «con prudencia» y también «con la máxima seguridad» y con el refuerzo de profesorado para hacer frente a las nuevas ratios instauradas por la COVID-19. De hecho, el conseller ha avanzado que 235 nuevos profesores ya han sido asignados a centros que tenían necesidades por sobrepasar las ratios establecidas.

En rueda de prensa, March ha detallado que los planes de contingencia incluyen medidas especiales para tres posibles escenarios:

-Escenario A: Para una situación de nueva normalidad, con la que esperan que arranque el curso en septiembre.

-Escenario B: Para situaciones concretas por casos o rebrotes en cada centro.

-Escenario C: Para un nuevo confinamiento.

March, sin entrar en más detalles, ha explicado que los centros se preparan con especial rigor a la hora de hacer una limpieza adecuada y ha asegurado que se ofrecerá información a las familias sobre cómo actuar entre todos ante esta nueva situación. Por ejemplo, ha dicho, «las familias deberán hacer el control de temperatura, no puede ser responsabilidad sólo de los centros».

Respecto a la escolarización para el próximo curso, Baleares ha contabilizado un total de 756 solicitudes menos que el año pasado «debido a la crisis económica».