Los alumnos del IES Son Ferrer se ponen la falda por la igualdad de género

Hay esperanza entre las nuevas generaciones a favor de la igualdad de género y en contra del machismo. Prueba de ello es el éxito de la iniciativa de un estudiante del IES Son Ferrer (Calvià) para que alumnos, alumnas y profesorado del centro acudieran a clase en falda el pasado miércoles. El motivo no era otro que mostrar su solidaridad con un joven estudiante de Bilbao que fue acosado por acudir en falda a su centro educativo y, al mismo tiempo, visibilizar la lucha para acabar con los roles de género.

«Estoy muy orgullosa por esta iniciativa, sobre todo porque salió del alumnado», explicó la coordinadora de Coeducación y Convivencia del instituto, Xisca Fornés. Indicó que hace mucho tiempo que el centro calvianer trabaja en esta materia y desde hace 16 años se guarda un minuto de silencio cada vez que hay un asesinato machista. Comprobar que esta labor cala entre el alumnado es, sin duda, motivo de satisfacción.

Fornés recibió un mensaje de un alumno de 16 años que cursa primero de Bachillerato en el centro el sábado por la mañana, quien le comentó su intención de impulsar la iniciativa en el instituto. Se trata de un proyecto que han emprendido estudiantes de todo el Estado y de otros países y del que se ha tenido conocimiento a través de las redes sociales. Desde el IES Son Ferrer dieron el visto bueno al impulsor de la iniciativa, de modo que empezó la convocatoria a través de mensajes de whatsapp.

El resultado fue una gran acogida por parte de sus compañeros, no solo de primero de Bachillerato, sino de todos los cursos. «Me sorprendió gratamente la respuesta del alumnado más pequeño, el de los primeros cursos de ESO», reconoció Fornés. Alumnos y alumnas no dudaron en ponerse la falda para reivindicar el fin de los roles de género, hasta el punto que las chicas decidieron ir sin depilar. El impulsor de la iniciativa lo dejó claro a la profesora: «Queremos que nos respeten como somos».

Ver esta publicación en Instagram

Un jove de Canadà: “Hoy, probablemente viste que un montón de hombres, incluyéndome, vestimos con faldas. Bueno, déjame explicarte la razón detrás de este movimiento. Básicamente, el hecho de que un niño use falda es un signo de resiliencia, solidaridad y apoyo a la batalla por la igualdad de género.” Paulin también argumentó que comúnmente las faldas son usadas en contra de mujeres para poder discriminar, con la excusa de que al usarlas están “llamando la atención” del agresor. “Así que al usar una falda, estamos unidos y juntos contra la sexualización de mujeres, y estamos enviando un mensaje contra la masculinidad tóxica…”, continuó. “Estamos en 2020, deberíamos tener la mente abierta: y debemos luchar para acabar con la discriminación, la homofobia y el sexismo. Eso es lo que representan nuestras faldas. Gracias.”

Una publicación compartida de Ies Son Ferrer (@iessonferrer) el