Los agentes irrumpen en una fiesta en un piso del Paseo Mallorca que duró todo el día

Die Nationale Polizei und der Örtliche Polizei han irrumpido esta pasada noche en una fiesta de jóvenes en un piso del Paseo Mallorca, a escasos metros de la Jefatura de Palma. Se da la circunstancia de que la juerga duró todo el día y provocó numerosas quejas de los vecinos de la zona, que estaban indignados con los jóvenes.

La reunión en el tercer piso del número 9B, justo encima de la redacción de Última Hora y del teatro Catalina Valls, empezó por la mañana y el ruido comenzó a molestar a los residentes en la finca. Pusieron canciones de Queen y Fito y Fitipaldi a todo volumen, mientras al menos cuatro chicas y un joven italiano cantaban desde el balcón. Por la tarde, los vecinos les llamaron la atención, pero los jóvenes se les encararon: «¿No queréis que nos lo pasemos bien? Sois unos amargados». Luego, gritaron proclamas contra Francina Armengol, presidenta del Govern y pidieron a gritos «libertad», todo, al parecer, bajo los efectos de bebidas alcohólicas.

Por la noche, ante la indignación de los inquilinos de los pisos colindantes, aparecieron varias patrullas del Grupo Alazán de la Policía Nacional y de la Policía Local de Palma, que intentaron identificar a los participantes en la maratoniana fiesta. En ese momento, algunos de los jóvenes se encararon con periodistas de este diario que les echaron en cara que llevaran horas molestando. Ahora, se ha abierto un proceso administrativo para multar a los implicados en la juerga. Las sanciones, según informaron desde la policía, pueden ser muy elevadas y las recibirán en breve