Las viviendas supervisadas de Estel de Llevant recibirán 260.000 euros del Govern

La Conselleria d’Afers Socials i Esport del Govern destinará 260.000 euros al año al concierto de las diez plazas en la vivienda supervisada para personas con trastorno de salud mental que gestiona la entidad Estel de Llevant en la ciudad de Manacor.

Esta ayuda llegará después de que Afers Socials haya abierto la convocatoria de acción concertada de 22 plazas de vivienda de salud mental para personas mayores de 18 años con necesidad de apoyo extenso. Diez de estas plazas son las que se encuentran en Manacor y van dirigidas a las personas necesitadas que no disponen de domicilio propio ni de recursos económicos ni familiares y que necesitan ayuda para desarrollar las actividades de la vida diaria.

A los usuarios, además de ofrecerles alojamiento, también se les ayuda en su día a día con las tareas de higiene, aspecto físico, salud y seguridad, comunicación y habilidades sociales y académicas, entre otros aspectos.

La vivienda que gestiona Estel de Llevant en Manacor es un edificio de dos plantas soleado y con jardín que fue cedido por parte del Ajuntament a 2017 para que se destinara a vivienda supervisada y se puso en marcha a principios del año 2019. El nuevo concierto de estas plazas es de 2020 hasta 2024 y tiene un precio por el servicio de 71,39 euros por plaza y día.

Las otras doce plazas (6 en Mallorca y otras 6 en Eivissa) están vinculadas al servicio de acompañamiento y van dirigidas a personas que, además de tener un diagnóstico de salud mental, están en procesos de desinstitucionalización penitenciaria. A estas plazas se destinan 312.000 euros al año.

Apoyo a la vivienda

Además del servicio de supervisión, la Conselleria d’Afers Socials también destina 2,5 millones de euros en este 2020 al apoyo a la vivienda. Este servicio, a diferencia de la vivienda supervisada, se presta en el propio domicilio habitual de la persona solicitante o de su familia y es de carácter socioeducativo.

Este servicio acompaña a los usuarios en un proceso de integración social para facilitarles el acceso a los recursos comunitarios, la promoción de condiciones de vida saludables y el uso de programas específicos de inserción y de rehabilitación. Para Afers Socials es la forma de promover la máxima autonomía personal y social.