Las reservas de los embalses de Mallorca suben un 10,5 % en 24 horas

Las últimas lluvias han supuesto un importante impulso para las reservas de agua de los embalses, el Cúber y el Gorg Blau, que en estos momentos se encuentran al 90,5 % de su capacidad, prácticamente el doble que hace un año, cuando estaban al 53 %. De esta forma se afronta el verano con muy buenas perspectivas.

En concreto, las reservas de los pantanos han subido un 10,5 % en las últimas 24 horas, del 80 % que registraban a primera hora del lunes al 90,5 % de ayer. El Gorg Blau ha subido casi 1,5 metros (147 centímetros) en esas 24 horas. Mientras, el agua embalsada en el Cúber, por su parte, ha subido 75 centímetros en este mismo plazo.

La cifra del 90,5 % no es nada habitual para un mes de abril, según confirmó Emaya, y ha permitido que desde ayer mismo el abastecimiento de agua al municipio se realice fundamentalmente a partir de los embalses, que están aportando hasta el 51 % del total de la demanda, y de las fuentes, que suministran el 42 %. El 7 % restante sale de los pozos, lo cual es muy poco usual en primavera.

De los pantanos se sacaba hasta ahora 350 litros de agua por segundo, pero debido a la buena situación desde ayer se aumentó para extraer el máximo, que son 500 litros de agua por segundo.

Fuentes de la empresa municipal explican que «la idea es sacar el máximo de agua de los embalses, para evitar que si sigue lloviendo ésta pueda llegar a desbordar y se desperdicie».

Consumo

Otro dato interesante se refiere a la bajada del consumo de agua desde el inicio del estado de alarma y el confinamiento. Si se comparan las cifras con las del año pasado, del 15 al 31 de marzo el consumo bajó un 14 %; mientras que del 1 al 18 de abril, disminuyó un 17 %.

El consumo de los hogares está estable, por lo que este importante descenso del mes de abril se debe al hecho de que en abril del año pasado ya había empezado la temporada turística, mientras que este año no hay turismo alguno y tampoco están abiertos los negocios de restauración.

En lo que llevamos de abril tenemos en Palma un consumo medio de 76 m3 de agua por día. En 2019 era de 92 m3 diarios.