«Las peluquerías caninas no pueden prestar sus servicios»

El presidente de la Asociación de Peluquerías Caninas y Felinas de les Illes Balears, Luis Guerrero, dejó claro ayer que la actividad denominada como peluquería canina y felina o higiene y estética de animales de compañía no se encuentra entre las que han sido autorizadas por el Gobierno para prestar servicios durante el estado de alarma.

Así lo explicó este viernes después de que Ultima Hora publicara un reportaje sobre una peluquería canina de Palma, Pulguitas, que había abierto para ofrecer su servicios de baño, corte de pelo y venta de productos, tanto de alimentos como juguetes y otros artículos.

La entidad que preside Guerrero se constituyó hace ocho años y cuenta con siete socios en Mallorca. Según explica su presidente, «toda la actividad desempeñada por los empresarios del sector se ajusta a las directrices marcadas por el Gobierno». Si alguien vuelve a la actividad, remarca, «se estaría incurriendo en una ilegalidad».

La peluquería Pulguitas, protagonista del reportaje que se publicó este viernes, ya ha cerrado sus puertas tras las quejas del sector. Luis Guerrero admite, sin embargo, que «desde el inicio ha habido confusión. Se permite la actividad dentro de clínicas, y determinados tratamientos relacionados con peluquería e higiene».

La asociación tiene constancia de servicios de peluquería a domicilios, «en caso de necesidad imprescindible para el animal». Desde el pasado lunes día 20 de abril existe un servicio de peluquería móvil, «también para necesidades específicas del animal». De momento se desconoce cómo será el calendario de desescalada en este sector.