Las fiestas convocadas serán sancionadas aunque no se celebren

Las fiestas o reuniones convocadas en Baleares serán sancionadas aunque no se celebren. Así lo ha anunciado este miércoles la portavoz del Govern, Pilar Costa. En concreto, la comercialización, organización o publicidad de reuniones, fiestas u otros acontecimientos que hubieran posibilitado aglomeraciones y que no se hayan llegado a celebrar serán sancionadas por el Govern. La infracción será considerada grave. En el caso de las que sí se han celebrado es muy grave.

Costa ha explicado que se ha aprobado un decreto ley para modificar algunas de las normativas aprobadas para hacer frente a la pandemia. Entrará en vigor este jueves, tras su publicación en el BOIB.

«La experiencia en la tramitación de estos procedimientos sancionadores ha puesto de relieve la necesidad de aclarar que también se deben considerar infractoras las personas que han comercializado u organizado reuniones, fiestas, u otros actos o eventos esporádicos o eventuales en los que se produzcan aglomeraciones que no permitan o dificulten cumplir las medidas sanitarias de prevención, y también las que han publicitado estos actos, aunque estos eventos finalmente no se hayan realizado porque las administraciones los hayan detectado antes. », ha argumentado la portavoz del Govern.

Además, los inspectores de Palma, Llucmajor, Calvià y Sant Antoni podrán tramitar y sancionar los incumplimientos; deberán solicitarlo previamente. La portavoz del Govern ha argumentado que los inspectores de estos municipios conocen mejor la realidad y se podrán agilizar la tramitación.