La policía también halló drogas en la grabación del videoclip en Palma

Los agentes que el jueves por la tarde irrumpieron en un conocido local de Palma donde se celebraba la grabación de un videoclip con youtubers, una miss y una treintena de jóvenes que no respetaban las medidas anti Covil se incautaron también de algunas sustancias estupefacientes.

Tal y como ha adelantado en primicia Ultima Hora, la fiesta ilegal se celebraba en un local del polígono de Son Rossinyol, frente a la cárcel de Palma, y la colaboración ciudadana fue clave para descubrir lo que estaba pasando. Una llamada al 091 alertó del encuentro de «decenas de jóvenes» en aquel establecimiento y en pocos minutos acudieron hasta seis dotaciones de la Policía Nacional, que rodearon la discoteca para que nadie pudiera salir sin ser visto.

Dentro de la sala se encontraron a cerca de una treintena de personas, la mayoría jóvenes y algunos menores, y fueron identificados uno por uno. Según contaron, estaban participando en la grabación de un videoclip de una canción. Entre los presentes había youtubers profesionales y una miss.

De acuerdo con los datos facilitados este sábado por el gabinete de prensa de la Jefatura palmesana, a los jóvenes cacheados se les encontró sustancias estupefacientes, por lo que también se levantaron actas por posesión de drogas. Las cantidades incautadas, al parecer, eran pequeñas.

Sin mascarilla

En el comunicado de prensa, se destaca que muchos de los asistentes a la fiesta no llevaban la mascarilla obligatoria, motivo por el que también fueron sancionados.

El caso de la fiesta en Son Rossinyol fue ampliamente comentada ayer en las redes sociales y este periódico recibió numerosas críticas de ciudadanos, que alertan de que situaciones como esta «son una bomba de relojería porque es la forma más rápida de expandir el virus por la Isla». La Policía Nacional y la Policía Local, en Palma y Manacor; y la Guardia Civil en el resto de la Part Forana, mantienen dispositivos especiales para detectar estas celebraciones de jóvenes clandestinas y piden la colaboración ciudadana para alertar al 091 o al 061 si descubren una fiesta.