La Policía Local de Palma desmonta dos fiestas privadas

Hay quienes no siguen las normas. Durante el estado de alarma por la pandemia de coronavirus no se pueden organizar fiestas con amigos o vecinos, pero no todo el mundo se atañe a la normativa. Por esa razón, la Policía Local de Palma tuvo que intervenir este viernes en dos fiestas.

Agentes de las Secciones de Patrulla Verde y Grup d’Acció Preventiva de la Policia Local de Palma intervinieron en dos fiestas que se estaban celebrando en diferentes domicilios ,a las que habían acudido personas que no residían en ambos lugares.

La primera se celebraba en la barriada del Coll d’en Rabassa. Sobre las 19 horas, los Agentes fueron destacados a un domicilio en el que hallaron a siete personas que celebraran una fiesta con música a alto volumen y que, tras ser identificados, resulto que no residían en el domicilio, sino que habían sido invitados a una reunión. Al ser un caso de infracción a las medidas que regulan el actual estado de alarma los participantes fueron denunciados y obligados a regresar a sus domicilios.

La segunda ocurrió en Son Gotleu. Sobre las 20 horas, la policía recibió una llamada vecinal porque en la terraza de un edificio había congregadas personas que estaban realizando una pelea de gallos. Las Unidades de la Policía Local de Palma comprobaron cómo, efectivamente, había seis personas en la terraza de una vivienda, si bien no se hallo rastro de los animales. Al ser preguntados e identificados se pudo comprobar que no residían en el domicilio y habían acudido a verse y tomar unas cervezas juntos. Fueron denunciados por desobediencia a la Ley que regula el estado de alarma.