La policía irrumpe en una fiesta con 100 personas en el polideportivo de Sineu

Se acabó la fiesta. Agentes de la Guardia Civil y de la Policía Local de Sineu irrumpieron, el sábado por la noche, en la cafetería del polideportivo de Sineu donde se estaba celebrando una fiesta ilegal con más de un centenar de personas en su interior.

En torno a las 19.30 horas, varias llamadas alertaron al instituto armado de la presencia de 60 vehículos estacionados en el párking y más de 100 personas celebrando una fiesta en el interior del local. A su llegada, los agentes irrumpieron en la fiesta y sancionaron al dueño del establecimiento por incumplimiento de las medidas COVID19.

Dentro del recinto los policías llegaron a contar a más de 80 personas y otros tantos que al detectar la presencia policial se dieron a la fuga.

Todo comenzó como una cata de vinos, pero a medida que transcurrían las horas, la misma fue degenerando hasta acabar con todo tipo de bebidas alcohólicas y la música a todo volumen. También detectaron numerosas personas que no llevaban las mascarillas. Al final, todos fueron propuestos para sanción.

Toni Florit, responsable de la concesionaria, reconoce que la Guardia Civil clausuró la fiesta y la desalojó, pero asegura que no superó el aforo en ningún momento.