La Penya Arrabal despide a Miquel Soler, técnico del División de Honor, por incumplir el protocolo sanitarios

La Penya Arrabal ha despedido al técnico Miquel Soler, preparador de su equipo de División de Honor juvenil, por haberse personado a una sesión de entrenamiento sin haber finalizado su periodo de cuarentena por la COVID-19.

Soler, que dio positivo el pasado 20 de enero, circunstancia que le impidió dirigir a su equipo ante el San Francisco, acudió el jueves a las instalaciones de la Penya Arrabal sin haber recibido el alta médica. Este hecho no pasó desapercibido para los responsables del club, que poco depués le comunicaron su destitución por incumplir los protocolos sanitarios.

El propio Soler confirmó su salida de la Penya Arrabal y admitió haberse equivocado, aunque también se mostró contrariado y dolido. «Acudí al entrenamiento 8 horas antes de recibir el alta y es evidente que no he hecho las cosas bien», explicó a este diario.

Miquel Soler que sumaba casi una década en los banquillos de la Penya Arrabal, es el artífice de los dos últimos ascensos a Division de Honor y también un entrenador con un gran ascendente sobre los futbolistas. «Para mi supone un golpe muy duro y la verdad es que me parece injusto. He recibido un golpe muy duro y, aunque no lo hice bien, me parece que lo que han hecho conmigo es una vergüenza».