La nueva ordenanza de animales no impondrá ni tasas ni límite de mascotas

La nueva ordenanza municipal de tenencia de animales no contemplará, finalmente, ni un límite de mascotas por vivienda ni una tasa por tener mascotas. Así lo confirma el concejal de Medi Ambient i Benestar Animal, Ramón Perpinyà.

Aunque estos aspectos ya están claros, Cort lamenta un nuevo retraso en la aprobación del texto, que estaba previsto que se aprobase en julio pero que por culpa de la pandemia del coronavirus, que tantos planes ha trastocado, no podrá ser una realidad hasta finales de año. La tramitación se paralizó en marzo, por la declaración del estado de alarma, y ahora en junio se ha reiniciado todo el proceso.

Ademas, el concejal admite que se trata de una regulación muy sensible, por lo que quiere contar con el consenso de las asociaciones animalistas y de la oposición.

Polémica

Como se recordará, esta ordenanza tenía que haber sido aprobada ya la pasada legislatura, pero en el último momento el Pacte decidió dejarla sobre la mesa por el plantón de Podemos a sus socios de gobierno, una decisión motivada porque la formación morada consideró que el texto no se había consensuado lo suficiente.

El aspecto más polémico de esa ordenanza preparada por el anterior Pacte era la limitación a tres en el número de perros, gatos o similares que se podía tener en las viviendas plurifamiliares.

En este sentido el actual responsable del área asevera que «habrá una regulación que asegure que todos los animales estén en buenas condiciones, pero no habrá una limitación numérica de mascotas».

Así, la nueva ordenanza pondrá el énfasis en las inspecciones para garantizar que las mascotas son cuidadas bien por sus dueños. El Ajuntament no considera que limitar el número de animales sea tan necesario, pero sí las inspecciones para asegurar el bienestar de los animales, que con la nueva ordenanza se llevarán a cabo de forma más ágil en caso de denuncias.

La ordenanza tampoco incluirá ninguna tasa por la tenencia de mascotas. Perpinyà no es partidario de esta tasa que tienen otras ciudades. Además, el texto regulará la acogida temporal de perros. No podrán acoger mascotas los particulares, solo podrán hacerlo las entidades reconocidas y que cumplan con unas determinadas condiciones.