La Guardia Civil cree que un «encuentro casual» provocó la desaparición de Malén

Nuevos datos en el caso de Malén Zoe Ortiz. La Guardia Civil descarta prácticamente que la menor de Calvià hubiera sufrido un secuestro planificado y cree que un «encuentro casual» ese 2 de diciembre de 2013 en Magaluf provocó su desaparición. La tesis principal a la que llegan los investigadores es que alguien al que conocía se cruzó con ella, le propuso un «plan alternativo» ese lunes y se la llevó en coche.

La hipótesis del «encuentro casual» viene avalada por un dato contrastado: Malén no tenía previsto apearse del bus en la parada en la que lo hizo. Por un despiste se pasó la suya, y tuvo que esperar a la siguiente. Por ese motivo es imposible que la esperaran allí.

Entorno

De lo que tampoco tienen dudas los investigadores es que se fue con alguien al que conocía. Mucho o poco es lo que está por determinar. La menor, que tenía quince años, había quedado para comer con su novio Dani y se iba caminando a Son Ferrer, tras llegar en el autobús a Magaluf. La Guardia Civil cree que si hubiera habido forcejeo habría aparecido allí su patinete de color verde o su mochila. Malén, que era una chica muy responsable y adulta para su edad, nunca se habría subido al vehículo de un desconocido. Su entorno, de nuevo, está en el centro de la investigación. Dos personas relativamente próximas a ellas han sido investigadas después de que se descubriera que tenían antecedentes por delitos sexuales. Hay decenas de personas rastreadas, incluso padres de amigos. A Facebook, la Benemérita aún no ha podido acceder por el tema de protección de datos, pero los agentes no creen que el implicado contactara con ella a través de las redes sociales.