La familia de Paula Fornés solicita el ingreso «inmediato» en prisión de la homicida

La familia de la adolescente Paula Fornés, atropellada mortalmente en la noche de Sant Joan de 2018 en sa Ràpita, pide el ingreso «inmediato» en prisión de la conductora condenada. Tal y como adelantó este jueves en primicia Ultima Hora la Audiencia ha confirmado la pena de cuatro años y nueve meses de cárcel para Renata Gocha, que iba borracha, mirando el móvil, sin carnet y que se dio a la fuga tras el atropello.

Biel Fornés, el padre de Paula, valoró la sentencia: «Ahora pasará al juzgado de lo Penal número 8, así que no sabemos si habrá un último recurso. La sentencia es muy dura con esa mujer, la pone a caldo. Reconoce la conducción temeraria y que entorpeció la labor de la justicia para ganar tiempo».

No es consuelo

Biel consideró que «sobre la Ley actual que tenemos, es cierto que casi cinco años de cárcel es lo máximo que podía caerle. Pero no nos vamos a engañar: a Paula no la vamos a recuperar. Por lo tanto, no es un consuelo para nosotros. Le puedo decir que me da mucha rabia que esa mujer haga su vida como si tal cosa y nosotros estemos destrozados, hundidos. Esperemos que sea el punto final a la parte judicial, porque revivirlo todo cada vez es muy doloroso para la familia. No se lo puede imaginar». Con todo, Biel Fornés anunció que seguirán luchando –junto a otras familias de víctimas de atropellos mortales– para que se endurezcan las condenas contra las conductores bebidos o drogados.

La joven Paula Fornés tenía 15 años cuando fue atropellada por una conductora ebria, sin carnet y sin seguro, que miraba el teléfono móvil y que se dio a la fuga tras arrollarla en sa Ràpita.

«Todavía se puede alargar más la agonía, ejecuten por favor la sentencia»

Aina Rodríguez es la madrina de Paula y tenía una relación muy especial con ella: «La recuerdo cada día, a cada momento. Era un ángel: buena, educada, amiga de sus amigos».

Este jueves, en Facebook, escribió unas palabras a raíz de la confirmación de la sentencia contra la conductora polaca: «Después de casi dos años de lucha, de indignación, de pena, de desesperación, de añoranza y sobretodo de intentar día a día superar esta terrible e injusta perdida, imposible de superar, pues después de todo esto sale por fin la sentencia, aunque no es firme. Todavía se puede alargar más la agonía. Madre mía, que todo está muy, muy claro, por favor ejecuten ya la sentencia y que entre en prisión esta asesina, borracha, mentirosa. Harán un favor enorme a la sociedad».