La afición del Atlético Baleares despide a su equipo

El Atlético Baleares ya se encuentra en Málaga, donde el domingo a las 22:00 se enfrentará al Cartagena en el duelo de campeones de grupo por el ascenso a Segunda División. No habrá público en las gradas de La Rosaleda, pero la fiel parroquia blanquiazul ha hecho sentir su calor a la plantilla y al cuerpo técnico este martes en Son Malferit.

Los integrantes del equipo han disfrutado de una comida de compañerismo antes de desplazarse a tierras andaluzas. La consellera Fina Santiago y el presidente de la Federació de Futbol de les Illes Balears, Miquel Bestard, han deseado suerte a los jugadores, que también han recibido el cariño de los más pequeños del club.

En los aledaños de Son Malferit los aficionados balearicos han puesto la banda sonora a la despedida del equipo. ‘Ens esperen dies de glòria‘ y los cánticos habituales de los días de partido en el Estadi Balear han disparado los decibelios en la salida del equipo rumbo al aeropuerto de Son Sant Joan. Con mascarillas y procurando mantener las distancias, los seguidores han formado una larga cadena en la acera entre el sonido de tambores y una intensa humareda blanquiazul que rememoraba el ambiente de las grandes ocasiones.

«Este año sí», decía el presidente y máximo accionista de la entidad, Ingo Volckmann, antes de subir al autocar para poner rumbo al sueño del ascenso a Segunda División.