Kiran, el joven inglés enamorado de Mallorca que pide ayuda para vencer la leucemia

«No puedo hablar. No hay palabras que puedan explicar por lo que ha pasado mi hijo Kiran ni expresar su pena, su dolor, su miedo durante todos estos meses. Ver a mi hijo de 16 años escuchar lo que los médicos tenían que decirle el otro día fue inimaginable, insoportable. Escuchar de su equipo médico que no hay más posibilidades, no hay futuro». Son las palabras de la madre de Kiran, un joven que veranea en Mallorca, y que pide ayuda para someterse a un tratamiento pionero en su lucha contra el cáncer.

Al joven le diagnosticaron leucemia (T-ALL) en enero de 2020 y, a pesar de haber recibido muchos tratamientos durante más de 9 meses en el Reino Unido y someterse a una trasplante de médula osea, el viernes 6 de noviembre los médicos le dijeron que el cáncer había regresado. Fue el 9 de noviembre cuando apareció una última esperanza para Kiran y su familia, le ofrecieron probar un nuevo tratamiento que se está desarrollando en Singapur. Tan solo cuatro niños lo han recibido anteriormente y la primera parte cuesta 500.000 libras.

Por este motivo, la familia está intentado recaudar el máximo dinero posible a través de una campaña de microdonaciones en GoFoundMe. Por el momento han conseguido 387.520 libras. El matrimonio y sus tres hijos vivían en Cataluña hasta que se mudaron a Londres hace tres años, ciudad en la que fue diagnosticado y en la que ha recibido los tratamientos. Además, la familia está muy vinculada a la Isla ya que aquí residen familiares y tienen una residencia de veraneo en Deià.

«Al principio, los efectos secundarios del tratamiento eran soportables, así que traté de seguir yendo a la escuela y estudiando para mis exámenes, pero pronto todos nos dimos cuenta de que nuestra vida había cambiado drásticamente y que todo ya no era como antes. No pude encontrarme con mis amigos, no pude ir a la escuela, no pude practicar ninguno de mis deportes favoritos y, algo que realmente me molestó, no pude volar de regreso a casa e ir a pescar a Mallorca», cuenta el joven en la web.

Los padres explican que están dispuestos a cualquier cosa para intentar salvar la vida de Kiran, sin embargo no cuentan con el dinero suficiente. La madre confía en la solidaridad de la gente para poder probar el nuevo tratamiento. «No es un capricho, es la única salvación para que Kiran siga con vida», afirma.