Jorge Lorenzo, investigado por su vinculación a una red de evasión fiscal

Jorge Lorenzo vuelve a estar en el punto de mira de la Agencia Tributaria. El nombre del piloto mallorquín, según ha difundido El Confidencial, aparece ahora vinculado a una trama de evasión de capitales. El pentacampeón podría haber utilizado esta red ilegal para mover casi un millón de euros (856.966,50 euros), desviados a Andorra, Mónaco y Suiza.

La investigación de la ‘Red Charisma’, que está llevando a cabo la Audiencia Nacional, ha puesto al descubierto a Jorge Lorenzo. Diversos documentos vinculan al balear a este circuito ‘offshore’, que permitía el desvío de importantes cantidades de dinero entre entidades bancarias para sortear el control tributario.

Los problemas de Jorge Lorenzo con la AEAT no son nuevos. Años atrás fue objeto de expedientes reguladores sobre ingresos de los que no tenía conocimiento, un hecho que propició una importante sanción económica. En esta ocasión, los inspectores han encontrado que el balear mantenía su domicilio fiscal en Londres, aunque luego lo cambiaría por Andorra, donde llegó a montar un negocio de restauración, y por último por Suiza.

Fue en julio de 2012 cuando Jorge Lorenzo tómo la decisión de abandonar España para residir en el extranjero. Los peritos sospechan que no declaró ciertas cantidades. «No se localiza que haya presentado modelo 750. No se localiza que haya presentado complementarias por IRPF en los años 2012 y anteriores», advierten. No obstante, la AEAT sí ha encontrado una declaración de bienes en el extranjero modelo 720 en el año 2012.