Er versucht, ein Bürgerkriegsprojektil online zu verkaufen, und die Zivilgarde erscheint in seinem Haus

Un joven vecino de Santa Maria tenía pensado ganarse un dinero extra con una reliquia que encontró en casa de los abuelos y un poco más y acaba detenido. Resulta que el chico estaba en casa de sus abuelos y descubrió que en una de las habitaciones había un enorme proyectil, posiblemente de la Guerra Civil española. Ni corto ni perezoso, decidió ponerlo a la venta por internet y sacarse algunos euros.

Días después, tocaron a la puerta de su domicilio. Los interesados no eran compradores. Se trataba de agentes de los Técnicos Especialistas en Desactivación de Artefactos Explosivos (TEDAX) de la Guardia Civil. Al rastrear las páginas de compra y venta detectaron la pieza y procedieron a su incautación. El joven explicó que ese proyectil había estado toda la vida en ese domicilio y que, a su parecer, no tenía carga. Es decir, que no podía detonar. Finalmente, los guardias se llevaron el proyectil y le emitieron un informe de lo sucedido.

proyectil

El 1 de abril de 1939 la Guerra Civil española llegó a su fin. Más de ochenta años después aún aparecen escondidos restos de artillería de la contienda. En Mallorca es muy habitual este tipo de hallazgos. Es importante destacar que muchos de ellos no han perdido su eficacia y se convierten en peligrosas amenazas.