Inés Ballester supera el coronavirus: «Ha sido peor que el cáncer»

Inés Ballester ha vivido muy de cerca la crisis del coronavirus. La presentadora ha contado en una entrevista en El País que ha tenido que estar ingresada durante 21 días en un hospital donde, por culpa del virus, ha llegado a imaginar cómo sería su muerte e incluso su funeral.

La periodista enfermó a principio de la pandemia y su ingreso obligó a Telemadrid a suspender su programa. En la entrevista, Ballester asegura que está «blandita» y que la enfermedad le ha dejado muchas más secuelas que el cáncer de mama que sufrió hace un tiempo.

«Los pulmones no están del todo bien… Estoy rara», asegura. «Para mí el virus ha sido peor que el cáncer», afirma y explica que «con el cáncer sabes que te puedes morir, pero no sentí dolor ni soledad» mientras que «lo peor de este virus es la soledad».

«El cáncer no me cambió la vida… Ahora estoy muy flojita . Se me pasará, pero esto me ha tocado mucho», cuenta la presentadora. Ballester también cuenta como vivió la enfermedad. «Recuerdo que pensé cómo sería mi funeral, quién iría, qué dirían…», narra.

« Son momentos muy duros en todos los sentidos. De dolor físico, de soledad, de depresión, de miedo. Un día, me querían poner una máscara que parecía una escafandra y que durmiera boca abajo. Cómo estaría que dije: ‘Mira, me muero, me da igual», afirma.

Ahora, desde casa, la periodista afronta con optimismo el futuro y espera poder volver cuanto antes a presentar su programa de televisión.