Inca agiliza las licencias urbanísticas para reactivar la construcción

El departamento de Urbanismo del Ajuntament d’Inca ha acelerado y agilizado todos los trámites para lograr dinamizar el sector de la construcción frente al escenario actual de pandemia.

Desde que empezó el periodo de estado de alarma se han aprobado 23 licencias de obra mayor, entre las que figuran la promoción de 54 viviendas del Ibavi, la obra integral de la residencia y centro de día Miquel Mir así como la promoción de seis nuevas viviendas en la avenida General Luque. Otras 36 licencias ya han sido resueltas, por lo que ya han comenzado a ejecutarse o pueden hacerlo. Es el caso del nuevo Mercadona de la avenida Jaume II o la reforma del pabellón 7 del cuartel General Luque, que incluirá el Museu de l’Educació y las dependencias de la Policía Nacional. Paralelamente se ha informado sobre 88 licencias de obra mayor como la nueva base de autobuses de Empresa Martín.

Licencias de actividad

Las licencias de actividad también han experimentado un aumento y Urbanismo ha otorgado 23 durante el estado de alarma. Entre ellas se encuentra un supermercado, una clínica dental y un taller de reparación de vehículos.

En cuanto a la obra pública continúa la reforma de la plaza Mallorca y se está trabajando en el nuevo pliego para el Teatre Principal. Por otra parte, Abaqua ya dispone de los terrenos para la ampliación de la depuradora.

El regidor de Urbanismo,Andreu Caballero, relata que «la activación de la economía es uno de los tres ejes del plan ‘Reiniciam Inca’, que también incluye medidas sociales y fiscales para hacer frente a la actual situación». Para Caballero, «la reactivación del sector de la construcción será clave para fomentar la economía local. El departamento de urbanismo ha trabajado intensamente agilizar todos los trámites y ahora mismo solo quedan cuatro expedientes de obra mayor pendientes de informar».

También están estudio varias iniciativas para elaborar propuestas normativas que ayuden a activar el sector. Una de ellas consistiría en facilitar el cambio de uso de locales comerciales a residencia y también se está trabajando en la promoción de la una reforma de la Llei d’Urbanisme de les Illes Balears parfa agilizar la rehabilitación del casco antiguo.

La obra privada también se verá beneficiada por ‘Reiniciem Inca’ con el impulso al Pla Especial Façana d’Inca. Varias empresas estaban interesadas en esta iniciativa para mejorar el urbanismo de la ciudad.